Solomillo de Cerdo en Salsa

  • Solomillo de Cerdo
    al Horno

  • Solomillo de Cerdo
    en Salsa

  • Solomillo de Cerdo
    a la Pimienta

  • Solomillo de Cerdo
    al Pedro Ximénez

  • Solomillo de Cerdo
    a la Naranja


  • "Solomillo de Cerdo en Salsa"

    Solomillo de Cerdo en Salsa



    El solomillo de cerdo en salsa es otra de las mejores formas de preparar esta rica carne, y existen también muchas recetas diferentes, con preparaciones y salsas variadas. Aquí os mostramos una opción estupenda para hacer un solomillo de cerdo en salsa.

    Ingredientes:

    - Un buen solomillo de cerdo
    - Una cebolla grande
    - 2 o 3 dientes de ajo
    - 200 ml de vino blanco
    - 200 ml de caldo de carne
    - Un par de hojas de laurel
    - Pimienta negra molida
    - Sal
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    Empezaremos a preparar esta receta limpiando el solomillo que vayamos a emplear, quitándole los restos de grasa que pudieran sobrarle y lavándolo bien bajo el grifo. Ten en cuenta los comensales que tengas ese día para emplear más solomillos si fuera necesario. Dejamos escurrir bien el solomillo antes de cortarlo en rodajas de unos dos dedos de grosor aproximadamente. Una vez lo tenemos bien cortado vamos a salpimentar bien por todos lados, y lo reservamos para más adelante para que vaya cogiendo un poco de sabor.

    Pelamos una buena cebolla grande o dos medianas, y la picamos en juliana o en trozos, como prefieras dejarla a la hora de comerlas después una vez se cocine el plato. Al acabar vamos a pelar los dientes de ajo y los vamos a machacar un poco dándoles un golpe con la mano o con la hoja del cuchillo, pero sin llegar a dejarlos demasiado machacados. Vamos a necesitar unos 200 ml de caldo de carne, casero o comprado, que también puedes hacerlo disolviendo en agua una pastilla de caldo concretado.





    Y ahora vamos a coger una olla de tamaño adecuado y le echamos un chorreón de aceite de oliva virgen, ponemos a calentar a fuego medio-fuerte y cuando el aceite haya tomado buena temperatura vamos a empezar a pasar las rodajas de solomillo para marcarlas bien por todos lados. Necesitamos que se sellen bien por fuera, pero por dentro queden sin hacer, así quedaran jugosas y conseguimos que los jugos de la carne no se escapen y nos quede un solomillo tierno cuando acabemos de cocinarlo. Cuando se vayan sellando bien los sacamos y reservamos.

    En la misma olla y con el mismo aceite sobrante vamos a sofreír la cebolla, añadiendo más aceite si hiciera falta. Les añadimos sal por encima para ayudar a pocharlas y las cocinamos a fuego medio hasta que empiecen a cambiar de color. Agregamos entonces los ajos machacados y dejamos a la misma temperatura hasta que la cebolla quede bien blandita y los ajos queden dorados. Entonces volvemos a colocar los medallones de solomillo de cerdo en la olla y los cocinamos unos minutos removiéndolos de vez en cuando, para que vayan tomando los sabores.


    Pasados unos 5 o 6 minutos vertemos en la olla el vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol del mismo aumentando la potencia del fuego durante unos pocos minutos. Una vez lo hayamos hecho volvemos a dejar a fuego medio y agregamos entonces el caldo de carne, mejor si lo hemos calentado antes, para no bajar bruscamente la temperatura de la carne, lo que haría que se frenase su cocción y es mejor evitarlo. Añadimos también un par de hojitas de laurel y dejamos cocinar a la misma temperatura.

    La carne debe quedar bien hecha en unos 20 o 25 minutos más o menos, tiempo en el que vamos a remover el contenido de la olla removiendo la misma cogiéndola por las asas, para que no se pegue nada. Antes de retirar la olla del fuego vamos a pinchar la carne para verificar que por dentro está bien hecha, siendo lo mejor dejarla tierna y jugosa, para evitar que el solomillo quede muy reseco. Una vez esté en su punto ya podemos servir bien caliente este rico solomillo de cerdo en salsa, que podemos acompañar de unas patatas fritas por ejemplo, para completar un plato rico y apetitoso.